Articulos Informativos

Citas médicas en grupo

Las  citas médicas en grupo pueden ayudar a aliviar las crecientes demandas sobre el sistema de atención de la salud.

 

Al visitar al médico, puede haber fuerza en los números.

 

En años recientes, un número creciente de médicos han comenzado a implementar las consultas médicas en grupos de pacientes - ver hasta una docena de pacientes con similares preocupaciones médicas, a la vez. Los defensores de este enfoque dicen que estas visitas permiten a los médicos a tratar a más pacientes, pasar más tiempo con ellos (aunque no sea uno-a-uno), aumentar la disponibilidad de las citas y mejorar los resultados de salud.

Algunos ven las citas en  grupo como una forma de aliviar la escasez de médicos que se avecina. De acuerdo con un estudio publicado en diciembre,
cumplir con las necesidades de atención médicas del país, requerirá casi 52,000  médicos de atención primaria adicionales para el año 2025. Más de 8.000 de ese total se necesitarán para los más de 27 millones de nuevas personas asegurados en virtud de la nueva  Ley de Atención Asequible. (Affordable Care Act)


"Con Obamacare, vamos a tener una gran cantidad de personas que previamente no  contaban con seguro médico, entrando en el sistema, y la pregunta será" ¿Cómo vamos a atender a estas personas correctamente? '", expresa Edward Noffsinger, experto que ha desarrollado modelos de visita y consultas en grupo  con los proveedores, sobre su aplicación. Con ese enfoque, "los médicos pueden ser más eficientes y los pacientes pueden tener más tiempo con sus médicos".


Algunas de las citas compartidas más exitosas reúnen a  pacientes con la misma enfermedad crónica, como la diabetes o enfermedades del corazón. Por ejemplo, en una visita en grupo de diabéticos, el médico puede pedir a todos los presentes, quitarse los zapatos para que pueda examinar sus pies en busca de úlceras o signos de infección, entre otras cosas. Una sesión típica dura hasta dos horas. Además de responder a las preguntas y examinar a los pacientes, el médico a menudo dirige  la discusión, a menudo con la asistencia de una enfermera.


Los seguros cubren típicamente una cita de grupo tal como lo harían con  una cita individual, no hay cambio en la cantidad del co-pago. Las aseguradoras se centran generalmente en el nivel de la atención prestada en lugar de donde se proporciona o cuántas personas hay en la habitación, Noffsinger dice.


Algunos pacientes dicen que hay ventajas para el grupo. "Como la diversidad de los temas tratados," Noffsinger dice. "Y como permanecer 11/2 horas con su doctor."


Los pacientes firman un acuerdo comprometiéndose a no revelar lo que discuten en la reunión. Aunque algunos pacientes  inicialmente presentan dudas sobre el enfoque de este tipo de consulta médica, los médicos dicen que su timidez generalmente se evapora rápidamente.
"Le decimos a la gente, 'No tienes que decir nada'", dice Edward Shahady, director médico del Programa de Maestría Clínica en Diabetes de la Academia de Médicos de Familia de la Florida  en Jacksonville. Shahady entrena a residentes y médicos para llevar a cabo visitas de grupo con pacientes con diabetes. "Pero dales  10 minutos, y ya estarán hablando de  su vida sexual."


Aunque las citas en grupo pueden permitir a los médicos  aumentar el número de pacientes que atienden y por lo tanto aumentar sus ingresos, muchos médicos se sienten incómodos con el concepto, dicen los expertos, porque están acostumbrados a tener un enfoque más autoritarios con los pacientes en lugar de facilitar una discusión con ellos.


Según la Academia Americana de Médicos de Familia, el 12,7 por ciento de los médicos de familia llevó a cabo visitas en grupos en el 2010, mientras que fueron solo del 5,7 por ciento en 2005.


Algunos estudios han encontrado que las visitas en grupo pueden mejorar los resultados de salud. En un estudio italiano que asignó al azar a más de 800 pacientes con diabetes tipo 2 ya sea a un tipo de atención medica en grupo o individual , los pacientes del grupo tuvieron mejores niveles de glucosa en sangre, de presión arterial, de colesterol y de IMC (índice de masa corporal) después de cuatro años de atención, que los pacientes que recibieron atención individual.


Los médicos dicen que los pacientes pueden aprender más los unos de otros que lo que pueden aprender de  los médicos. "Los pacientes realmente quieren escuchar lo que están experimentando otros pacientes", dice Shahady.


Jake Padilla de Westminster, Colorado, participó en su primera visita en grupo más de una década atrás, poco después de haber tenido una cirugía de bypass.


Padilla, de 67 años, continuó asistiendo después de eso a las citas grupales orientadas a las preocupaciones de atención primaria de los pacientes, durante años,  en la consulta externa de Kaiser Permanente cerca de su casa. Él solía ir una vez al mes o así, y los miembros del grupo cambiaban constantemente.


Una mujer que asistió el grupo tenía 102 años de edad, recuerda. Otros pacientes querían saber cómo se las arregló para vivir tanto tiempo. Uno de sus secretos, dijo, era la respiración profunda. Padilla ha utilizado desde entonces ese consejo cuando su presión arterial está fuera de control

.
Pero las visitas de grupo no son para todos. La esposa de Padilla, Tedi, fue a una reunión con él y nunca regresó.


"Ella dijo que no tenía tiempo para sentarse allí y escuchar lo que tienen que decir todos los pacientes", dice Padilla