Articulos Informativos

Asocian alto consumo de soya con mayor supervivencia en mujeres con cáncer pulmonar

Las mujeres con cáncer pulmonar que más soya consumen antes del diagnóstico vivirían más que las que no tienen ese hábito alimentario.

En un nuevo estudio sobre 444 participantes chinas con ese tipo de cáncer, un equipo halló que las que más leche de soja, tofu y productos similares consumían eran un 7-8 por ciento menos propensas a morir en 13 años que aquellas con un consumo promedio de soja.

"Este es el primer estudio que sugiere esta asociación. Aunque el hallazgo es promisorio, sería prematuro hacer una recomendación por un solo estudio", dijo el autor principal, doctor Gong Yang, de la Facultad de Medicina de la Vanderbilt University, en Nashville, Estados Unidos.

En un estudio publicado en el 2012, el equipo de Yang había hallado que las mujeres que más soja consumían eran menos propensas a desarrollar cáncer pulmonar.

"Entonces, nuestra hipótesis era que si las personas con ese hábito padecían el cáncer, la enfermedad no sería tan agresiva", indicó el autor.

El equipo estima que sólo el 15 por ciento de las estadounidenses que desarrollan cáncer pulmonar siguen con vida a los cinco años del diagnóstico, por lo que cualquier aumento de la supervivencia sería importante.

Los autores utilizaron información del Estudio sobre la Salud de las Mujeres de Shanghái; cada dos o tres años, desde 1997, las 75.000 participantes respondieron un cuestionario.

Hasta el 2010, 444 mujeres desarrollaron cáncer pulmonar; 318 de ellas murieron. Tenían alrededor de 66 años al momento del diagnóstico y el 92 por ciento nunca había fumado.

Antes del diagnóstico, las mujeres consumían unos 16 gramos de soja por día. Las que consumían aún más, entre 21 y 31 gramos por día, eran un 7-8 por ciento menos propensas a morir durante el estudio que las que ingerían unos 16 gramos diarios.

Por otro lado, las que consumían apenas 6 gramos por día eran un 40 por ciento más propensas a morir en ese período.

"Este estudio longitudinal aporta la primera prueba de que el consumo de alimentos derivados de la soja antes de la aparición del cáncer de pulmón influiría favorablemente en los resultados clínicos de las mujeres", publica el equipo en Journal of Clinical Oncology.

Pero Matthew Schabath, del Centro de Oncología Moffitt de Tampa, en Florida, y que no participó del estudio, insistió en que el estudio no prueba que consumir soja pueda prevenir la muerte en las personas con cáncer pulmonar.

Schabath explicó que las mujeres que consumen mucha soja podrían tener un mejor estado de salud general, por ejemplo, y por eso se esperaría que vivan más que aquellas con mala salud.

Para los autores, se necesitan más estudios sobre la soja y el cáncer pulmonar para replicar estos resultados.

"Por ahora, es apenas un grano de sal hasta que los ensayos clínicos validen los datos", dijo Schabath.